sábado, 18 de noviembre de 2017

AVISTAMIENTOS DE AVUTARDAS (VII)



Recientemente se ha celebrado una convención mundial de comarcas habitadas por avutardas. Durante las tres jornadas que ha durado el evento, los participantes (en su mayoría alcaldes de los pueblos de dichas comarcas) han confraternizado estrechando vínculos, han intercambiado gran diversidad de presentes (productos hortofrutícolas, banderines, prótesis, prendas íntimas) y han acordado establecer una estrategia común para conseguir un puesto permanente en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

sábado, 11 de noviembre de 2017

AVISTAMIENTOS DE AVUTARDAS (VI)


Como en el llano es virtualmente imposible librarse del impacto del granizo de los meses de abril y mayo, las avutardas arrastran durante dicha época del año pesadas armaduras medievales.

Creative Commons License This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License.

sábado, 4 de noviembre de 2017

AVISTAMIENTOS DE AVUTARDAS (V)


Un grupo de ecologistas especializado en la protección de la avutarda, cansados de la persecución a la que la sociedad moderna ha sometido al ave esteparia, ha acordado volver a la naturaleza, rechazando todos los engaños de la sociedad tecnificada y dedicarse, en armonía con el cosmos, a adorar a la avutarda. Esta secta ecológico-religiosa ha decidido adoptar el nombre de “avutardianos”.

Aparte de su faceta contemplativa, centrada en la adoración del mencionado plumífero, los avutardianos han diseñado un programa de acciones concretas para defender al objeto de su adoración. Para empezar, han comenzado una campaña de boicot contra todo aquello que atente contra la integridad y la dignidad del ave como, por ejemplo, los zoológicos, el paté de avutarda, los anorak y cojines rellenos de pluma de avutarda, así como contra los medios de comunicación que tomen el nombre de la avutarda en vano.

En un futuro se han propuesto declarar la guerra al lenguaje humano ya que está repleto de expresiones peyorativas contra la aves y por ende contra la avutarda, expresiones tales como “pajarraco”o “pájaro de mal agüero” o refranes como “más vale pájaro en mano que ciento volando”, "matar dos pájaros de un tiro", etc. En consecuencia, los avutardianos adoptarán a largo plazo un lenguaje basado en graznidos de avutardas y comerán grano y pequeños insectos como hacen éstas.

Entretanto, la avutarda, ajena al fervor religioso de los ecologistas, los observa desde la lejanía del horizonte mesetario.


sábado, 28 de octubre de 2017

AVISTAMIENTOS DE AVUTARDAS (IV)



Las avutardas, en sus recónditos cubiles provistos con los más modernos televisores de plasma, celebran por todo lo alto que el correcaminos ha vuelto a escapar de las garras del coyote.

Creative Commons License This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License.

domingo, 22 de octubre de 2017

AVISTAMIENTOS DE AVUTARDAS (III)


Lajos Polanyi, gran ornitólogo húngaro, llegó a diseñar un dispositivo infalible para poder avistar a la avutarda. Nuestro plumífero, gran señorona de los llanos, es coqueta como ella sola. Esta circunstancia fue aprovechada por el húngaro para instalar en mitad de la llanura un espejo de tocador con una cámara fotográfica oculta. De esta manera, gracias al narcisismo del ave esteparia, Polanyi saltó a la fama mundial al conseguir un puñado fotos de avutardas haciendo muecas, antes nunca vistas, frente al espejo.

Poco después, el sesudo biólogo alemán Karlheiz Kaufmann desacreditó el trabajo del húngaro calificándolo de fraude. Según este científico, las fotos que Polanyi mostró a la comunidad científica no eran más que pequeños mamíferos del llano disfrazados de avutarda para confundir y burlarse de los estudiosos. Kaufmann, tras examinar las fotos con modernas técnicas usadas en las universidades alemanas, llegó a la conclusión que las fotos estaban retocadas con un tipo de software muy popular. La afirmación del experto alemán ha hundido a media comunidad científica en el pesimismo pues dudan de la existencia real de las avutardas que quizá lleven décadas extinguidas.

La polémica sobre la existencia de las avutardas llevó a un tercer estudioso, Andrew McAllister, natural de Glasgow, a emprender un viaje al hábitat natural de la avutarda y no volver a tierras escocesas hasta no conseguir una prueba irrefutable de la existencia o no existencia del ave. Sin embargo, los meses pasaron y el estudioso no daba señales de vida. Fue entonces cuando la universidad de Glasgow, cansada de mandar dinero para un estudio que no producía resultados palpables, envió a un detective quien, horrorizado, terminó por descubrir que el ornitólogo escocés se estaba gastando el dinero de las dietas en alcohol y mujeres.

Creative Commons License This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License.

sábado, 14 de octubre de 2017

AVISTAMIENTOS DE AVUTARDAS (II)


Vale la pena abrirse camino a machetazos por selvas de telaraña y cinc, caminar a gatas sobre lava recién regurgitada por el cinturón de volcanes del trópico, arrastrarse por desiertos de jade con un cuchillo incandescente en las fauces, deslizarse ladera abajo por cadenas montañosas de marfil de contrabando, recorrer kilómetros de sendas flanqueadas por alambre de espino y estacas con cabezas reducidas de exploradores que fueron el plato fuerte de un banquete de caníbales, sortear el tráfico frenético y los ejércitos de transeúntes en la hora punta de una gran metrópolis, para poder avistar en un punto remoto en mitad del áspero pergamino de la planicie el conmovedor momento en el que el macho de la avutarda levanta su penacho de plumas luminosas y la hembra le guiña un ojo, llegando a su culmen el cortejo nupcial.

Creative Commons License This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License.

jueves, 12 de octubre de 2017

EL CORAZÓN DE LA FLAUTA (fragmento) por Marco Antonio Montes de Oca

[Biografía de Marco Antonio Montes de Oca aquí]

Peces flores dibujos
Son tesoros que todavía persigo
Pero otros amigos de aquella edad
Prefieren el dinero que cambian mariposas en gusanos
y a ellos mismos convierte
En sucia parvada que el espacio ya no acoge
Y que sólo habla de números
Pero nunca al modo de Pitágoras

Sangran aroma ciruelos y claveles
La uva irradia su ser
Tan copiosamente como puede
Pero mis amigos
Mis antiguos amigos tan misteriosamente envejecidos
Espantan a pájaros y espantapájaros
Lo consumen todo y no regresan nada
Son polvo enamorado
Pero del polvo solamente

Quizá no lo saben
Pero el destino se despetala y nos deshoja
El fuego aborda nuestro gran galimatías
Y no sabe por dónde comenzar
Por todas partes brama la transparencia huracanada
Nubes y más nubes se rompen en mitad del pecho
Es difícil pasar la noche con uno mismo
Y cantar la resurrección del hombre salvaje
Difícil casi todo es difícil
Los reinos traspasan su propia orilla
Para ahogarse en la manga de los magos

Aun así te doy las gracias
Columna salpimentada con polvo de rubíes
Estío ensimismado marea blanca perfume milenario
Estamos contigo porque nos besas de improviso
Porque tu encaje de cohetes sí festona las pirámides
Sí atiza las llamas que equilibran su solo pie
Sobre mechas de paja
Sí derrama lágrimas verdes
Ácidos magníficos
Capaces de irritar a fósiles almejas

Ha roído la paciencia rojizas catedrales
Nada se mueve en esta galería dormida
Anegada en silencio la boca florece
Dice lo que tenía que decir
Por una vez va más allá del blanco y del disparo
Y retorna con varios plenilunios de repuesto
Al rincón más hostil de la caverna
Al lugar en que el exilio sus afrentas enardece
Cuando la muerte se pone su máscara de fósforo
Y es como un reloj que a sí mismo se consulta
Y olea y brilla a media noche
E incendia el nido del fénix
Y ya nada renace.

Composition 4 de Roland Topor.